Geodiversidad del PN Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Entorno Geológico

geo5
Dolinas en los Campos de Hernán Perea, Sierra de Segura. Foto: Geoiberia.

El Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas es el representante por excelencia del Prebético de las Zonas Externas de la Cordillera Bética y está formado por rocas sedimentarias que abarcan desde el inicio del Mesozoico, hace unos 250 millones de años, hasta el Neógeno, hace unos 15 millones de años, depositadas sobre el zócalo ibérico en el antiguo Mar de Tethys que se ubicaba al Sureste del Macizo Ibérico. Durante la Orogenia Alpina, el empuje de las Zonas Internas (Subplaca Mesomediterránea) hacia el Noroeste hizo que estos depósitos marinos se plegasen, fracturasen y emergieran formando macizos montañosos.

La Zona Prebética es la más septentrional de la Cordillera Bética. Su mayor desarrollo lo alcanza al Este, entre Jaén y Alicante y en las Islas Baleares. Hacia el Oeste, entre Jaén y Cádiz, está poco desarrollada, quedando cubierta por los mantos subbéticos y el Valle del Guadalquivir. En Andalucía contacta por el Oeste y Suroeste con los materiales de la Depresión del Guadalquivir, por el Norte con los materiales triásicos tabulares de la Meseta, por el Este con el Subbético (cabalgante) y por el Sur con la Depresión de Huéscar y Baza.

geo andalucia

Principales Unidades Geológicas de Andalucía


El Prebético es el dominio tectonopaleogeográfico más externo y de estructura más simple de la Cordillera Bética, el margen continental adyacente al antiguo continente, que en Andalucía aflora ampliamente en las sierras de Segura, Cazorla, Las Villas, El Pozo y Castril y más reducidamente, en algunos relieves próximos a Jaén, caracterizados por el dominio de las sedimentos marinos someros y continentales.

Durante la mayor parte de su historia geológica, las sierras que componen el Parque Natural constituyeron un dominio de plataforma adyacente al continente, en el que predominantemente se depositaron sedimentos carbonatados. A esta plataforma también accedieron sedimentos terrígenos procedentes del Macizo Ibérico, que en algunas épocas pudieron expandirse por la mayor parte del dominio. Durante gran parte del Cretácico los sectores más externos de la plataforma fueron sometidos a emersión y erosión. Las potencias de los materiales aumentan en las series hacia los sectores más internos, geográficamente más al Este, lo que refleja un aumento de la velocidad de subsidencia que determina la desaparición del zócalo en profundidad (situado entre 5-8 km de profundidad).

Dentro del Prebético, se pueden diferenciar durante el Jurásico y el Cretácico dos contextos paleogeográficos, el Prebético Externo, con rocas sedimentarias formadas en medios continentales, deltaicos, marismales y de plataforma somera, que constituye hoy día la Sierra de Cazorla y Las Villas y la Cuerda de Beas en la Sierra de Segura, y el Prebético Interno, con rocas sedimentarias formadas a mayor profundidad, en las zonas más distales de la plataforma, y que se encuentra representado en toda la zona Este de la Sierra de Segura, en la Sierra del Pozo y en la Sierra Castril. En general dominan las rocas carbonatadas, calizas y dolomías, con una gran riqueza en fósiles, con intercalaciones de margas y de niveles detríticos, principalmente arenas. Además, sus rocas guardan una valiosa información sobre la evolución y el desarrollo de los ecosistemas originados en medios continentales, deltaicos, marinos someros, arrecifales y de plataforma continental durante millones de años. Estos dos dominios, Prebético Interno y Externo, dejan de diferenciarse claramente a partir del Cretácico Superior, cuando terminó la individualización en surcos y umbrales típica de la etapa distensiva que comprende el Jurásico y el Cretácico, debido al acercamiento de la Subplaca Mesomediterránea que formará las Zonas Internas y que da lugar a una etapa compresiva cuyo resultado es la Cordillera Bética.

geologico jaen

Mapa Geológico simplificado de Jaén

Es por esto, que el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas se constituye en el amplio espectro de la geodiversidad andaluza, como el representante por excelencia para introducirnos en la geología del borde de este macizo alpino, el dominio Prebético de las Zonas Externas de la Cordillera Bética.

El PREBÉTICO EXTERNO

Aparece al Oeste del Parque, en la Sierra de Cazorla, la Sierra de las Villas y el Oeste de la Sierra de Segura.

Constituye la zona más próxima al antiguo continente, con más influencia de éste en forma de aportes terrígenos y que a partir del Cretácico estuvo en su mayor parte emergida.

Puede considerarse autóctono o paraautóctono y está afectado por una tectónica de escamas con fallas inversas que buzan hacia el Este. Todo el conjunto cabalga sobre las rocas y sedimentos de la Depresión del Guadalquivir y de la Cobertera Tabular.

Las rocas son sobre todo dolomías con alguna alternancia de margas, de edad Jurásica, depositadas en un medio marino somero. El espesor máximo de las capas de rocas se estima en unos 700 m en sus zonas más internas,  disminuyendo hacia el Oeste.

pexterno
Escamas de las Villas. Foto: Olivair.

El PREBÉTICO INTERNO

Se sitúa geográficamente al Este del Parque Natural, en la Sierra de Segura y la Sierra del Pozo y ha sido afectado por una tectónica de despegue que ha provocado importantes acortamientos por plegamiento e imbricación de sus materiales, apareciendo hoy como una sucesión de pliegues vergentes al Oeste. Todo el conjunto aparece disectado por accidentes transcurrentes de gran longitud y a veces saltos que determinan cambios bruscos en las directrices tectónicas y paleogeográficas.

Representa la zona de plataforma continental más alejada del antiguo continente, con menos influencia de terrígenos y con sedimentación marina desde el Lías Inferior hasta el Cretácico Superior. La potencia de las capas de rocas son mayores que en el Prebético Externo, lo que indica además un aumento de la subsidencia hacia las zonas más internas de la plataforma.

Las rocas jurásicas, muy similares a las del Prebético Externo, no suelen aflorar, apareciendo en superficie rocas en su mayoría carbonatados del Cretácico y rocas detrítico-carbonatadas del Neógeno, principalmente en el núcleo de los sinclinares. Su espesor oscila de unas zonas a otras entre 1.000-2.000 m. Hacia el SE se observa un aumento en espesor de estos materiales depositados en zonas cada vez más profundas de la antigua cuenca bética.
pinterno
El Cambrón. Foto: Geoiberia.

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Compartir

JoomSpirit