Evolución de Iberia

La Península Ibérica y sus márgenes continentales son el resultado de su evolución geodinámica durante los últimos 600 millones de años. Esta evolución está regida por un conjunto de procesos ligados a la tectónica global y que vamos a resumir en dos:

  • Formación de Pangea, el Ciclo Varisco, a finales del Paleozoico, o unión de la mayor parte de las masas emergidas en un único supercontinente, Pangea, rodeado de un enorme océano, Phantalassa.
  • Fragmentación y dispersión de Pangea, el Ciclo Alpino, desde comienzos del Mesozoico y que continúa en la actualidad, debido a la fragmentación de Pangea en los distintos continentes y océanos actuales.

3

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Compartir

JoomSpirit